“Pepetinto 44” nos plantea la cuestión: “Me he dado cuenta de que critico mucho, y me gustaría no hacerlo, pero entonces me critico a mí”.
2016-03-02-criticon-1Respuesta: Que te critiques por criticar no ayuda, y no tiene sentido. Aprovecha que te das cuenta para quererte un poco más, y aceptarte como eres, con la crítica incluida. Y eso también lo extenderás a los demás.
Quizá ser criticón venga porque crees que tu perspectiva es la buena. La otra persona también puede pensar lo mismo, puesto que es lo que ha aprendido. Procura ponerte en el lugar de la otra persona. Qué ha hecho que piense así. Si tú estuvieras en todas esas circunstancias, ¿pensarías así? Posiblemente. Igual que tú. Estos pensamientos te hacen ampliar la visión, e incluir ambas perspectivas, tomar distancia con ellas, tanto la de la otra persona como la tuya. Eso hace que pierda importancia, y la crítica puede pasar a otro estadio, como una simple valoración de los hechos, pero sin la connotación negativa, que es la característica de la crítica.
Hay estudios que demuestran que las personas “criticonas” son menos felices que las que ven las cosas más positivamente. Sé feliz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies