“Alk72“ nos plantea la cuestión: “Soy padre primerizo, y me siento desplazado de la relación que tienen mi pareja y mi hijo”.
2016-03-17-lactancia-1Respuesta: La relación de una madre con el bebé es única. Hay uniones no sólo a nivel emocional, sino incluso físico. La oxitocina se estimula cuando el bebé mama, y eso produce un placer que no se siente mediante la mera observación. Acepta que la situación es como es. Una vez aceptado, puedes sentirte incluido desde tu papel de padre, no sólo colaborando en las tareas de la casa o cogiendo al niño, sino sintiendo que, gracias a tí, esa maravillosa criatura está en el mundo. Y no permitas que esa sensación de separación te embargue. Cuando te venga, la acoges, y le dices: “vale, parece que no tengo que ver, pero no es así”. No es así. Y eso te permitirá disfrutar desde tu sitio.
Cuando esté mamando, siente el punto en el que se realiza la acción: en la succión del niño, y la salida de la leche. Ese es el punto exacto donde la acción se lleva a cabo, y donde puedes sentir esa inmensidad de la lactancia.
Cuando uno se siente excluido, tiende a fomentarlo inconscientemente; tiende a excluir, a ver “eso” (situación, persona, cosa) fuera de uno, ajeno a uno. Y eso complica más las cosas. Déjate participar en ello. Déjate. Cuando menos lo esperes, estarás dentro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies