“Kuchosofta” nos plantea la cuestión: “Me llevo bien con todo el mundo, y en casa es pura discusión”
Respuesta: Ser buena tiene su precio. Y está claro que llevarse bien “con todo el mundo” implica tragarse la ira. Y esa ira sale por algún lado. En este caso, te sale en casa. Quizá sea el momento de ir s2016-04-15-ser-buena-1acando poco a poco la ira fuera de casa. Lo que piensen los demás de tí es un problema de ellos, no tuyo. Da un paso hacia que no te importe tanto tu imagen de “estupenda”, y apuesta más por una imagen de “mala”. Date permiso para estar en desacuerdo en alguna conversación; date permiso para insultar al árbitro en un partido de fútbol, aunque no te importe dicho partido; date permiso para decir no en algo que no te cueste demasiado esfuerzo.
Puedes hacerlo como si fuera una obra de teatro, en la que tú eres la actriz protagonista. Estás en el primer acto. Y tienes que decir “no”. Es tu papel. El ser asertiva. Y prueba a ver qué pasa. Empieza por poquito, y luego vas ampliando tu campo de acción. Así llevarás el saco a casa más vacío.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies