«Juliette» nos plantea la siguiente cuestión: «¿Cómo estar en el presente?»

Respuesta: En realidad no estamos nunca fuera de él, ya que no existe otro tiempo que el presente. Podemos traer nuestra mente, que es la que piensa en otros tiempos (al igual que podemos pensar en otros sitios, pero que solamente existen en nuestra mente).

Ahora mismo, podemos sentir el cuerpo, ver los pensamientos que tenemos, y sentir las emociones que tenemos. No existe otra cosa más que eso. Si estamos cansados, por ejemplo, pues eso es lo que existe. Lo primero es aceptarlo, vivirlo, estudiar cómo es eso de estar cansado en este momento. Y quizá tengamos el pensamiento de que queremos no estar cansados. El verlo y aceptar nuestro cansancio será el primer paso. Y el segundo será aceptar, si es el caso, que queremos no estar cansados. Y acogemos ese pensamiento/sentimiento. Y eso es lo real ahora mismo.

Pretender otra cosa que la que hay es una quimera.

A medida que vamos haciéndonos cargo de esto, que en cada momento en el que queremos estar en otro lugar, o que las cosas sean de otra forma, lo vemos y lo vivimos. Y sabiendo que ese es nuestro ahora, cada vez estaremos más en el presente. Pues no negaremos lo que hay en este momento, que es lo único que existe.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies