«Gabriellerock» nos plantea la cuestión: «el otro día, yendo con unos amigos, hice un adelantamiento negligente a un camión en el que gracias a Dios no pasó nada, pero tengo miedo de mí mismo de las situaciones en las que me arriesgo conduciendo, como hacía mi padre».

Respuesta: Un accidente siempre nos indica un cambio necesario y muchas veces urgente en algún aspecto o en varios (personal, laboral, familiar…). Los accidentes muestran varias facetas: la faceta sistémica, de las dinámicas que llevamos de nuestros anteriores; la parte física, de lo que hacemos; la parte simbólica, de lo que el accidente o incidente nos quiere decir en nuestra vida. Es bueno atender a todos.

Respecto a la faceta sistémica, estás siguiendo la dinámica de tu padre (y parece que éste seguía la de otros anteriores a él). Y le puedes decir (aunque no esté vivo): por amor a ti seguí tus pautas al conducir; ahora por amor a ti, ya como adulto, decido… Puedes decidir, desde ahora mismo, tener una conducción prudente. Y no por ello le faltas el respeto a tu padre. Hazlo desde el más profundo respeto a él y a sus dinámicas, a su vez inconscientes como la tuya, y por amor a los suyos.

También estás mostrando ganas de hacerte daño y de hacer daño a otros, pues ibas con más personas en el coche, sin contar el camión al que adelantaste. Reconócelo, y mira si quieres seguir con ello, o simplemente aceptar tu ira contra ti y contra el mundo, e integrarla.

Cada accidente o incidente nos muestra algo de por dónde vamos, y qué es lo que necesitamos cambiar. En esta línea, entiendo que lo primero es cambiar tu forma de conducir, pues, como dices, no es la primera vez que te arriesgas. ¿Qué beneficio obtienes de arriesgarte? ¿Acaso te sientes mejor, de alguna manera? ¿Qué ego se siente alimentado con ese riesgo? ¿Te sientes más hombre? Analízalo y reconócelo, y, bajo esta luz de casi matarte y matar a otros, mira lo absurdo de ese ego. Y toma la decisión de renunciar a él. Lleva tú las riendas de tu vida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies