«Txima88» nos plantea la siguiente cuestión: «Mis hijos no se llevan bien, y eso me preocupa mucho. No sé qué hacer para remediarlo».

Respuesta: Es un deseo legítimo que tus hijos se lleven bien. Sin embargo, los hijos salen de ti, pero ya no los puedes controlar una vez que han salido de tu vientre. Llevan su propia vida, y la mejor manera de ayudarlos es respetar su forma de actuar y su destino. Quizá sea mucho más difícil para una madre eso, que subir una montaña por ellos. Hacer por un hijo es algo que está muy en el diccionario de una madre; lo más difícil es no hacer. Cuanto menos hagas, mejor se llevarán. Cuanto más aceptes esas relaciones incómodas para ti, más fácil será para todos. Y, sobre todo, muy importante: no intervengas, no te pongas en medio, no medies, porque eso entorpece mucho. Dales todo tu amor. Y acepta su destino, incluso aunque sea llevarse mal con sus hermanos.

También te puede ayudar la siguiente visualización*: te ves con su padre a tu derecha, y vas visualizando a tu izquierda a tu hijo mayor, y a continuación, a la izquierda de este hijo, al siguiente, y así sucesivamente. Eso va introduciendo orden, y colabora en la armonía familiar. Y siempre recuerda que ellos son los hijos y vosotros los padres. Ellos son los pequeños, y vosotros sois los grandes. Y puedes participar en alguna constelación para que el orden se restablezca, y así dar lugar a la armonía tan deseada por ti.

* Esto sirve para hijos del mismo padre.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies