«Toni» nos plantea la siguiente cuestión: «Estoy trabajando de telemarketing. Y en ocasiones cuando hablo con personas negativas, me lo transmiten quitándome seguridad, y me afecta. ¿Qué puedo hacer para que no me afecte, y mantener siempre la misma tonalidad y energía en la llamada?

Respuesta:  La negatividad te afecta siempre que conecte con algo tuyo. Date cuenta de ello, para empezar. ¿Qué te recuerda esta situación a situaciones o personas en tu vida?

Por otro lado, investiga qué es lo que quieres obtener con esa llamada. Parece que hay alguna expectativa que no se cumple, y eso también te hace frustrarte o desanimarte.

Todos queremos atención y amor. Recurre al amor que tienes hacia el otro, aunque sea esa persona que no conoces de nada. Las personas se ponen a la defensiva cuando intentas vender algo. Si tú crees en tu producto, pon la atención en la necesidad de la otra persona, en sus circunstancias, que le hacen contestar así; igual que tú, por tu educación y experiencia vital, reaccionas como lo haces. Eso te puede dar una mirada más amplia.

Y, para finalizar, para mantener la energía lo único que puedes hacer es estar presente, estando en tu adulto (ver Análisis Transaccional). Haz este ejercicio de Atención Plena dos o tres veces al día. Después, cuando ya lo tengas establecido, podrás hacerlo en un instante, y te invito a hacerlo entre llamada y llamada. Eso te devolverá la energía. Olvidar el pasado, y volver a lo nuevo, a la aventura del telemarketing, que quizá sea un paseo por el parque, o una inmersión en la jungla. ¡Quién sabe!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies