Maryná77 nos plantea la siguiente cuestión: «Hay una persona que me hace mal. A veces incluso me insulta. Luego me siento fatal, y puedo estar toda la noche llorando. A pesar de todo sigo quedando con ella. ¿Tiene sentido?

Respuesta: Uno sabe que comer donuts no es saludable. Pero el placer que obtiene al saborearlos es mayor que el mal que pueda sentir después, o las calorías que haya obtenido al comerlo. Si de repente el médico te dice que tu vida está en riesgo, ni lo dudas: no lo vuelves a comer, ya que tu prioridad ha cambiado.

En lo que planteas es lo mismo. Mientras el insulto o lo malo que saques de la relación sea menor de lo positivo que sacas, vas a seguir haciéndolo. Aunque te «obligues» a no quedar con ella, cualquier día se te olvidará y volverás a quedar. Es que sepas con todo tu cuerpo lo mal que lo pasas; que se te quede grabado en el cuerpo, para que el mensaje sea potente antes de quedar con ella. Para ello, cuando sientas ese malestar después de estar con ella, por ejemplo cuando te pones a llorar, graba esa sensación en tu cuerpo. Escríbelo en un diario o cuaderno. Y resume ese estado de malestar en una palabra. Esa palabra la escribes en algún sitio donde la puedas recordar, como por ejemplo en la nevera, o en el móvil pegado a su contacto… Así tu orden de prioridades cambiará, y cada vez tendrás más claro que no quieres realmente quedar con ella con tu cuerpo, tu mente y tu corazón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies