«MarioZ» nos plantea la siguiente cuestión: «¿Cómo puedo seguir teniendo ilusión en mi matrimonio, en el que llevo 22 años?»

Respuesta: Te planteo varias cosas a evitar: Evita a toda costa la crítica a la pareja, sobre todo delante de otros. Si algo te molesta de ella, háblalo con ella. Y evita decirle algo negativo o insultar. Siempre que se dice algo negativo, hay que usar la técnica sandwich, entre dos y dos cosas 5.

Y varias cosas a fomentar:

Buena comunicación: es muy importante hablar las cosas. Si no, se quedan tragadas, y se van acumulando hasta que se explota. No dejéis que se acumulen, aunque os cueste. Y hablad de cómo os sentís vosotros, no de cómo debería ser el otro. No podemos cambiar al otro, pero sí cambiar cómo vivimos la situación. Es fundamental llegar a acuerdos, donde no sea siempre el mismo el que cede. Si hasta ahora no habéis hablado, os invito a buscar un tiempo para ello. Pueden ser 10 minutos al día para contarnos qué tal fue el día, o una vez a la semana. Poneros de acuerdo en qué tiempo necesita cada uno. Puede ser una llamada telefónica camino del trabajo, o algo que se acople al vivir cotidiano.

Intimidad: A veces, sobre todo cuando hay hijos por medio o el trabajo es muy absorbente, o ambos, vamos perdiendo momentos de estar juntos y el matrimonio se deteriora. Una vez al mes, al menos, tened una cita. Acordadlo como hacéis con amigos o citas médicas, algo que es importante, y que no se cambia ni anula. Puede ser ir al cine, o alguna actividad sin nadie más de por medio. Podría ayudaros el actuar como si no os conocierais de nada, y fuera una primera cita. Y buscad momentos para la intimidad, al menos cada cierto tiempo. Es importante que lo habléis entre los dos, de cual es la necesidad de cada uno, y qué os hace más felices, y que lleguéis a acuerdos también en este campo.

Reir juntos: buscad aquellas actividades en las que disfrutáis, y buscad las comunes. La risa genera endorfinas, y es muy sana y nutritiva. También el contacto físico, como caricias, besos y abrazos ayudan a generar endorfinas. Siempre consensuado con la pareja.

Anclar: Eric Berne anclaba su matrimonio todas las noches, y duraron muchos años. Una posibilidad es hacer una lista de todas las cosas que os aporta la pareja. Otra posibilidad es poner en la mente aquellos momentos en los que soy o he sido feliz con mi pareja, y recordarlos al menos una vez al día. Es una renovación de los votos diaria, una decisión de seguir con esa persona, porque merece la pena, que seguís con esa persona por todo lo que os aporta.

En los casos en los que veis problemático seguir todas estas indicaciones, o que la situación ya está bajo mínimos, siempre podéis poneros en manos de un especialista.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies